Dios no acepta la mentira; aquel abismo que caen todas las almas y mentes de las personas

La Biblia dice que Dios odia la mentira; Proverbios 6:16-19: “Seis cosas aborrece Jehová, y aun siete abomina su alma: los ojos altivos, la lengua mentirosa, las manos derramadoras de sangre inocente, el corazón que maquina pensamientos inicuos, los pies presuroso para correr al mal, el testigo falso que habla mentiras, y el que siembra discordia entre los hermanos” ; Por eso mis hermanos confiamos en Jesús.

Dios aborrece la mentira, y como seguidores de la palabra del señor, debe ser seguida esta acción. Debido a que la mentira es como un abismo, cuando la miras directamente te devuelve la mirada; muchas veces quedas sumergido tan profundo en ella, que no es posible salir. Todas las personas, creyentes o no creyentes, religiosas o no religiosas; deberían mantenerse alejados de la mentira. Puesto que ésta crea e impulsa las peores facetas del ser humano. La codicia, el conformismo, el rencor, la vergüenza y la envidia.

También puedes leer : La Voluntad De Dios Es El Mejor Regalo Que Recibimos

CONSECUENCIAS DE LA MENTIRA

Esta mentira, es seductora, tanto así que hoy en día millones de personas la practican; por esto, que David nos da una recomendación en el Salmo 101:7 : “Bienaventurado el hombre que puso en Jehová su confianza, y no mira a los soberbios, ni a los que se desvían tras la mentira”.

Nada bueno surge de la mentira, puesto que de sus profundidades lo único que le espera es dolor y penitencia; hasta que su alma sea perdonada. Proverbios 26:28 nos dice: “La lengua falsa atormenta al que ha lastimado, y la boca lisonjera hace resbalar”. Es así como se ve hoy en día a este aborrecido en la boca de los poderosos de hoy en día, y al final de sus carreras, tienden a sucumbir ante la ira y desprecio de aquellos a los que mintió.

Es normal que uno, como ser humano pecador que es, haya probado de alguna manera el poder del aborrecido. Y con el tiempo, se ha dado cuenta de que sólo el poder de Dios aliviarán el dolor que siente su alma; inclusive cuando alguien le ha mentido puede recibir lo que se merece por divulgar calumnias y palabras de poder maligno. Pero no sucumba ante este arranque de ira y desprecio. Deje que el Señor lo guié por el camino de: la verdad, la justicia y la bondad. Él, devolverá al sitio al que corresponde todo aquello que ha sido movido por la mentira. Y castigará a aquellos que la practican.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*